auto usado en venta
My Blog

Auto usado: revísalo antes de comprar

¿Vas a comprar un auto usado? Pruébalo antes de usarlo. Programa la prueba de conducción para un momento en el que no haya prisa. Si hace mal tiempo, cambia la fecha. Toma un pequeño cuaderno, escribe una lista de comprobación rápida basada en este artículo y toma notas.

Cuando te acerques al propietario del auto, sé amable, educado y cortés. NO trates de “regatearles” para conseguir un mejor trato en la prueba de conducción. Nunca. Aunque tienes todo el derecho a hacer preguntas directas, no tienes más derecho a insultar su coche que a uno de sus hijos.

auto usado

Líquidos

Abra el capó y mira cinco grandes áreas. La varilla del aceite, el refrigerante, el líquido de la dirección asistida, el tapón del radiador y el líquido de frenos.

Aceite: Marrón dorado, bronceado claro, un poco oscuro, o incluso marrón oscuro a negro claro están bien. El aceite está haciendo su trabajo. Un color de alquitrán o una consistencia parecida a la del alquitrán no son buenos.

Comprueba el nivel y el color de la varilla de medición. A continuación, comprueba el tapón de aceite en la parte superior del motor (en la mayoría de los modelos) para cualquier cosa que se asemeja a la suciedad lechosa. Si tiene una película gruesa de lodo lechoso, eso es lodo del motor, no compres el auto.

Mira estos consejos de seguridad vial que necesitas conocer.

Líquido refrigerante: Comprueba el nivel del depósito de refrigerante. La mayoría de los vendedores prestan atención a esto. Pero algunos no lo hacen. Retira el tapón del radiador si es accesible. Si ves suciedad en el tapón, ya está hecho.

Dirección asistida y líquido de frenos: Comprueba el nivel. En el caso de la dirección asistida, comprueba si hay alguna fuga importante alrededor de las mangueras. Si la manguera de la dirección asistida está saturada de aceite, podría ser una señal de una reparación más cara en el futuro. Toma nota de ello.

mujer comprando auto

Los neumáticos y la carrocería

Los neumáticos: En primer lugar, comprueba los neumáticos. Tira del volante hacia la izquierda (y luego hacia la derecha) para poder ver toda la banda de rodadura. Un desgaste desigual de los neumáticos (marcas en los laterales o surcos profundos en el centro) puede indicar problemas de suspensión. Y no hay nada que grite más “cuidado” que una goma barata, pelada o extrañamente desgastada.

Puertas: A continuación, abre y cierre todas las puertas varias veces, incluyendo el maletero y el capó. Esto también te dará la oportunidad de inspeccionar los asientos y el suelo. En las puertas, comprueba si hay pintura en las bisagras y las molduras negras. Si una puerta cruje, no suele ser un gran problema. Si una puerta tiene problemas para cerrarse, toma nota de ello por si más adelante decides hacer inspeccionar el vehículo. Puede ser señal de cualquier cosa, desde una bisagra rota hasta daños en el marco.

Huecos en los paneles y en la cajuela: Echa un vistazo a los huecos de los paneles, especialmente el capó y el maletero. A no ser que se trate de un Land Rover antiguo, deberían estar todos igualados. Comprueba si hay fugas de agua en la cajuela. La humedad y/o el olor a moho suelen indicar problemas en la parte inferior si vives en una zona donde el óxido es un problema. Levante la alfombra del maletero y ve si hay agua o residuos de humedad debajo.

auto en venta

Características y luces del interior

Cuando subas a bordo, no te dejes desanimar por los asientos desgastados o las radios estropeadas. La mayoría de las superficies y piezas del interior pueden repararse o sustituirse de forma fácil y barata.

Ventanas: Baja primero cada una de las ventanillas mientras la llave está en la posición “on”, y enciende el auto.

Botones: Prueba todos los botones e interruptores, incluidas las emisoras de radio. Pide ayuda y has que el propietario encienda la señal “izquierda”. Mira la parte delantera y trasera para asegurarte de que las bombillas funcionan. Repite con la derecha.

Seguro

En conclusión, como último consejo y más importante, te recomiendo que llames a los seguros de autos que el propietario del coche ha tenido, así podrás verificar el cuidado, la frecuencia de accidentes que tiene y lo que puedes esperar de tu vehículo nuevo. También es una excelente opción que conserves el mismo seguro que ya tenía el propietario, para continuar haciendo un buen historial dentro de la aseguradora y mejorar los costos.

Patricia Morales
Soy Patricia Morales administradora de páginas web y redactora. Algunos de los temas que abordo con mayor frecuencia es sobre finanzas, seguros de autos y créditos.