Plato con pozole
Comidas

Sopas fundamentales en la cocina mexicana

En México solemos creer que demostramos nuestro amor a través de la comida. Las sopas son un platillo que apapachan el corazón. Su variedad es bastante extensa, tenemos sopas ligeras como sopa de verduras o hasta más pesadas como pozole. La sopa fue el primer platillo creado por la humanidad y a partir de entonces, su versatilidad ha hecho que cada país tenga sus caldos representativos. 

A lo largo de este blog, conoceremos un poco más sobre las sopas mexicanas que se han ganado el corazón de sus ciudadanos y extranjeros. ¿Cuáles son tus sopas favoritas? Sigue leyendo para recordar los caldos favoritos de México y puedas comer uno pronto.

Las mejores sopas mexicanas para probar

Caldo Tlalpeño

Originario de Tlalpan, Ciudad de México. Está hecha de una base de caldo de pollo, carne de pollo y una variedad de verduras (garbanzos, zanahorias, frijoles y cebolla) sazonado con chile y ajo, y a veces se sirve con aguacate, queso, arroz y tiras de tortilla. Las versiones verdaderamente tradicionales omiten el arroz.

Es una sopa que todo mexicano debe probar al menos una vez en la vida, en cuanto lo hagas entenderás por qué es popular. Atrévete hoy a tomar tu celular y ordenar un caldo tlalpeño en tu app de delivery favorita.

Plato de caldo Tlalpeño

Menudo o pancita

Esta es una de las sopas más controversiales que existen en México. Está hecho con estómago de vaca que se cocina hasta que esté suave, en un caldo rico y sabroso a base de chile rojo. Se acompaña con cebolla, cilantro y limón. Se vende los domingos en la mañana por alguna razón.

Birria

Es típico del estado de Jalisco. Es un favorito para ocasiones especiales, como bodas y cumpleaños, pero también se disfruta regularmente los domingos por la mañana. Está hecho con carne tierna de cabra (o cordero o ternera) sumamente suave, combinada con una salsa picante de adobo, y debe servirse con tortillas de maíz tibias, cebolla y limón. 

Sopas de tortilla o sopa azteca

Con una base de jitomate picosito y tiras de tortilla de maíz fritas. Esta sopa se sirve con trozos de aguacate, cubos de queso fresco y de crema, a algunos les gusta echarle chicharrón y chiles pasilla . Independientemente de los extras que decida incluir, las sopas de tortilla deberían ser una de tus favoritas.

Pozole

Posiblemente la más conocida de todas las sopas mexicanas, el pozole (del náhuatl pozolli) es un platillo tradicional que normalmente se guarda para ocasiones especiales, incluido el Día de la Independencia de México. 

Existen varias variaciones regionales del pozole, como el verde, blanco y rojo, su pozole estándar. Contiene granos de maíz, pollo o cerdo y se le agrega cebolla, rábano, orégano y jugo de limón. Se come acompañado de tostadas con crema.

Sopas de Lima

Proveniente de Yucatán, es una combinación de técnicas e ingredientes de cocina maya y española. Después de todo, la sopa de lima se basa en gran medida en el sabor casi ácido que la lima aporta a este plato fresco, también suele incluir pollo, tiras de tortilla, tomate y cilantro.

Sopa de piedra

Un plato completamente indígena, de un pueblo oaxaqueño, es una sopa simple e intrigante que involucra el uso de una piedra. Una vez que se preparan los ingredientes (que consisten principalmente en verduras y mariscos), las piedras precalentadas se arrancan de las llamas y se agregan a la olla, esencialmente cocinando el caldo de adentro hacia afuera.

Sopa de fideos

No es exactamente de México, es un caldo simple de consumo común, que a menudo se sirve como plato de inicio para comidas de fonda. Los fideos se doran antes de agregarlos a la base de caldo de jitomate. Para darle un giro más caprichoso a la sopita de fideos, algunas personas usan letras de pasta, creando sopa de letras.

Patricia Morales
Soy Patricia Morales administradora de páginas web y redactora. Algunos de los temas que abordo con mayor frecuencia es sobre finanzas, seguros de autos y créditos.